Lun. a Vie. de 8:00-13:00 y 15:00 a 19:00   (+34) 93 754 19 31

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Los andamios interiores, son el tipo de andamios menos conocido. En el post de hoy, queremos enseñaros  dos ejemplos de este tipo de andamio, montados en el interior de edificios singulares.

El primer andamio se encuentra en el interior de la Iglesia de Sant Joan Baptista, en Sant Joan Despí. En este caso, hacía falta restaurar el techo de las naves i los lucernarios más altos. El andamio sirve para crear un “suelo artificial” a 8 metros de altura, que permita a los operarios llegar todos los rincones donde hay que trabajar.

El segundo andamio, se montó para poder ignifugar las vigas del techo de la Piscina interior del gimnasio Colon, el gimnasio público más antiguo de Barcelona. La dificultad del montaje radica especialmente en los ancorajes a la pared, puesto que no se han podido poner en el interior de la piscina por estar llena de agua. Estos ancorajes, soportan una superficie metálica de gran volumen y envergadura que permite i facilita extremadamente el trabajo en el techo del edificio.

La estructura tubular de los andamios y el conjunto de piezas disponibles, nos permite salvar cualquier dificultad, ya sea un gran espacio lleno de agua, como la creación de un cómodo espacio de trabajo a una altura de 8 metros del suelo.